Cómo pintar el frente de tu casa

Cómo pintar el frente de tu casa

La pintura para exterior es sin dudas una parte importante de nuestras casas, ya que sufre las inclemencias del tiempo y está en constante exposición al sol, además constituye la primera imagen de nuestro hogar.

Debemos elegir pinturas adecuadas para que se prolongue la buena apariencia de nuestras paredes y así la belleza de nuestra casa.

El proceso debe realizarse prolija y cuidadosamente: desde la preparación de la mezcla, el alisado de la superficie hasta la aplicación de las diversas capas de pintura.

Antes de comenzar a pintar, debe tener en cuenta que la técnica de pintura varía según el tipo de superficie, ya sea madera, mampostería, estuco o metal. Por ello, se debe considerar ciertos factores a la hora de elegir la metodología más adecuada para renovar la fachada de su hogar.

http://andamiosenaltura.com.ar/herramientas/alquiler-de-escaleras-extensibles.html

Por otra parte, es primordial dejar la superficie en óptimas condiciones antes de comenzar a pintar. Para ello, se aconseja reparar, reemplazar cualquier zona dañada, leer atentamente las instrucciones de preparación de la superficie en la etiqueta del producto que haya seleccionado.

Para tapar las grietas o espacios huecos se recomienda utilizar enduido exterior resistente a los cambios de temperatura o alguna pintura fibrada, ero no cabe duda que el cemento es la mejor solución.

En cuanto a las manchas oscuras por humedad, ocasionadas por el moho, puede blanquearlas con ayuda de alguna clase de aditivo anti-humedad. Una vez que haya realizado este procedimiento, puede proceder al alisamiento de la superficie con una lija de 60 u 80 para retirar pinturas anteriores o granos del revoque en paredes nuevas. También puede utilizar una espátula en caso de que la pintura esté descascarada.

Sea una pared nueva o pintada con anterioridad deberías aplicarle una mano previa de fijador sellador o productos de similares características, para que no absorba demasiada pintura y fije mejor.

Las herramientas que no pueden faltar son un buen rodillo, brochas y pinceles de diferentes tamaños (para poder trabajar en esquinas, ventanas y puertas), guantes para proteger las manos, paños para limpiar los derrames, cinta de papel azul para los marcos y bordes, cartón corrugado para proteger el piso y andamios o escaleras para acceder a las partes más altas. Asimismo, se aconseja colocar cintas de enmascarar en los marcos de las puertas y ventanas para cuidar la prolijidad.


Más allá de todos los elementos necesarios a la hora de pintar, recuerde que lo más importante es aplicar una buena técnica y tener mucha paciencia para que el resultado sea impecable, duradero y de calidad profesional. Según el tipo de acabado que desee lograr, puede elegir pintarlas con brocha o rodillo.

Generalmente se aplican dos capas de pintura en el exterior de la casa, por lo que se aconseja realizar una primera pasada en sentido vertical (de arriba hacia abajo) y esperar que se seque (leer etiqueta del producto para saber el tiempo de secado entre manos) para luego repasar la misma zona en dirección horizontal. Un consejo útil consiste en no apretar el rodillo en exceso sobre la pared, ya que puede dejar marcas rugosas y antiestéticas.

Una vez que la segunda capa de pintura haya secado, puede retirar las cintas de los rincones cercanos a los marcos de las puertas y ventanas. Para pintar estos lugares se recomienda utilizar una brocha pequeña o un pincel

¿Te gustó este post?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *